10 cosas que las personas con Alzheimer quieren que sepas

Pueden hacer más de lo que piensas

Es posible que te sorprendas al saber que, en las primeras etapas, los pacientes aún pueden conducir. De hecho, perderse no es el primer signo de la enfermedad de Alzheimer. Thompson dice que puede moverse usando un GPS y una aplicación que le recuerda dónde se estacionó.

Involúcralos en las actividades diarias

A medida que las tareas diarias se vuelven más difíciles, es común que las personas con la enfermedad de Alzheimer (o sus familias) asuman que no pueden participar en las actividades que solían hacer. Pero dependiendo de la etapa del paciente, él o ella aún puede hacer esas cosas, pero con algunos ajustes. Es importante intentar incluir a las personas con demencia tanto como sea posible. Esto ayuda a mantener una conexión emocional.

Vive una vida significativa

La enfermedad de Alzheimer puede alterar la vida cotidiana de tal manera que se vuelve difícil volver a encarrilarse. Pero eso no significa que debas abandonar a un ser querido y dejar que pase todo su tiempo solo en casa. Thompson dijo que la jubilación anticipada fue una lucha. A menudo no sabía qué hacer con sus días. Pero involucrarse con la Asociación Alz-Heimer le ha dado la oportunidad de ir a museos, asistir a reuniones de apoyo, dar discursos y asistir a conferencias. “Me dio un nuevo propósito, una nueva forma de estar involucrado y activo y comprometido”, dice. “Nunca pensé que mi vida se enriquecería de la forma en que lo ha hecho”.

El Alzheimer puede afectar a los jóvenes

Thompson tenía 54 años cuando fue diagnosticado. Dice que muchas personas se sorprenden del diagnóstico precoz, por lo que comparte recursos educativos con ellos. “Cambia la naturaleza de la relación y el discurso. No sabían que las personas de unos 50 años podían tener Alzheimer”, dice. “La detección temprana de diagnósticos es importante. Si crees que tienes problemas de memoria, busca atención médica. Puede que sea un envejecimiento normal, y puede que no lo sea”.

Los restaurantes ruidosos pueden ser estresantes

La agitación en un restaurante concurrido puede dificultar aún más el seguimiento de una conversación, especialmente para alguien con pérdida auditiva no corregida. “Los lugares muy ruidosos, como un restaurante bullicioso, pueden resultar difíciles. La sobreestimulación del ruido hace que sea menos posible entender la conversación a su alrededor”, dice el Dr. Mittelman. En su lugar, intenta comer en un café tranquilo para que alguien con Alzheimer se sienta más involucrado.

Página 2/2

Leer más: Hacer estos ejercicios durante tres minutos cada día, te hará tener un trasero bien apretado

Fuente: The Healthy | Imagen: Pxhere