¿Qué sucede cuando dejas de comer alimentos procesados?

stop processed foods

¿Y qué son los alimentos procesados?

Si has estado tratando de comer más sano, probablemente hayas escuchado que debes evitar comer alimentos procesados. Pero ¿qué significa eso, exactamente? ¿Y qué le sucede a tu cuerpo cuando dejas de comer alimentos altamente procesados? Obtén más información a continuación.

Alimentos procesados

Primero, es momento de explicar un poco acerca de los alimentos procesados. Porque hay algunos conceptos erróneos al respecto. Mara Weber, dietista clínica para pacientes internados en el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio en Columbus, Ohio, lo explica a Health. Dice: «Cualquier alimento que haya sido alterado de alguna manera durante la preparación es técnicamente procesado». Eso significa que básicamente todos los alimentos que encuentras en la tienda de comestibles se procesan de alguna manera. ¿Deberías evitar todo tipo de alimentos entonces? Weber aclara: «La mayoría de las veces, cuando hablamos de alimentos procesados, nos referimos a los artículos empacados que se encuentran en el pasillo del congelador, en la tienda de delicatessen o esa comida chatarra que permanece en las estanterías durante meses».

Cuando los alimentos se procesan, es decir, muy procesados, el proceso puede eliminar algunos de los nutrientes de los alimentos o agregar ingredientes poco saludables como azúcar o sal adicionales. Y eso significa que ‘procesado’ no necesariamente es igual a ‘no saludable’. Todo depende de los ingredientes y de la forma en que se procese. Y todo depende de cuánto comas. «Si es un alimento que te encanta y te restringes para nunca comerlo, es posible que termines dándote un atracón más tarde», dijo Weber a Health. Es por eso que no debes eliminar grupos de alimentos completos o todos los alimentos procesados. Simplemente come una dieta variada en la que comas menos alimentos procesados, pero también honres tus antojos de un refrigerio.

Cambios

Pero ¿qué sucede si realmente comienzas a reducir tu consumo de estos alimentos altamente procesados? ¿Qué pasa entonces? Hay algunos cambios importantes que ocurren cuando reduces la cantidad de alimentos altamente procesados que consumes. Una de las primeras cosas que notarás es que comenzarás a sentirte un poco irritado o cansado. Eso no es necesariamente un beneficio para la salud, pero es algo que podría suceder cuando comienzas a comer menos alimentos que contienen azúcares y sal añadidos. Después de pasar por el primer período de ajuste, puedes comenzar a notar que tus preferencias cambian. Weber explica: «Cuando eliminas los alimentos con alto contenido de azúcar y sal, tus papilas gustativas tardan un tiempo en adaptarse». Según la dietista, tu cuerpo puede tardar hasta quince días en adaptarse a tu nueva dieta. Otra parte de tu cuerpo que necesita tiempo para adaptarse es tu estómago. Debido a que ahora está consumiendo más alimentos ricos en fibra, es posible que se sienta hinchado y experimente calambres estomacales.

Después de todos estos cambios incómodos, notarás un cambio positivo; te sentirás con más energía y tendrás una mejor capacidad de atención. «Puedes sentirte con más energía, más concentrado, con mejor humor, mantener un peso saludable e incluso dormir mejor», dice Weber. ¡Y esos beneficios en realidad podrían superar los costos!

Lee también: Por eso el IMC es un mal predictor de la salud

Fuente: Health | Imagen: Unsplash, Brooke Lark

Array