¡Envolviendo tus pies en papel aluminio por unas horas tendrás resultados increíbles! ¡Esto es genial!

¡Envuelve ahora tus pies en papel aluminio!

Estamos convencidos de que sabes que es el papel aluminio. Se utiliza principalmente en la cocina, pero a muy pocos se les ocurriría usarlo para ponerlo en partes del cuerpo. Suena muy extraño ¿Verdad? Aunque lo cierto es que el papel aluminio es un gran producto que te ayudará a mejorar tu salud.

Envolver las partes del cuerpo en papel aluminio puede traer muchas ventajas y beneficios. Por ejemplo, es ideal para la fatiga, alivia los dolores en las articulaciones, suaviza el dolor de las quemaduras e incluso puede usarse para ayudar a curar un resfriado. Sigue leyendo para descubrir cómo debes usar papel de aluminio si estás sufriendo de fatiga o un resfriado.

Terrible resfriado

¡Líbrate de esa desagradable gripe en un tiempo récord! ¿Cómo? Toma de cinco a siete hojas de papel de aluminio y envuélvelas alrededor de tus pies. Déjalos por más o menos una hora. Luego retírate el papel durante otra hora para que tus pies respiren y luego vuelve a envolver tus pies nuevamente. Repite este proceso todas las noches. ¡Después de dos noches, ya notarás la diferencia!

Dolor

Envolver tus articulaciones en una hoja de papel de aluminio también puede ayudar contra el dolor. Puedes usar una venda para mantener la lámina en su lugar. Envuelve la lámina alrededor de la articulación que te esté doliendo antes de acostarte y mantenla en su lugar durante la noche. Haz esto por alrededor de 7 noches.

Fatiga

Nuestro último consejo es ideal para cuando estés sufriendo de fatiga. En este caso, pon unas hojas de papel de aluminio en el congelador de dos a cuatro horas. Luego pon las hojas de papel aluminio en tu cara, en particular en tus párpados y mejillas. Ponte cómodo y comenzará a sentir el efecto relajante del papel. Aún no lo hemos intentado nosotros mismos, pero muchas personas nos han dicho que realmente funciona. Entonces, definitivamente vale la pena intentarlo.