¡Burbujas! ¿Más espuma hace que tus platos estén más limpios?

foam

¿Qué opinas? ¿Más espuma equivale a platos más limpios?

A algunas personas les encanta lavar los platos a mano con un montón de burbujas. Y algunas personas prefieren solo un poco de jabón con el agua para lavar los platos. Pero ¿una de esas opciones es mejor que la otra? Ya sea que seas del equipo «espuma» o «no-espuma», ¡este artículo definitivamente podría resolver algunas diferencias en casa sobre la cantidad de jabón para lavar platos que debes usar!

Química

Primero entraremos en lo básico: la química de la espuma. La espuma consiste en pequeñas burbujas de aire. Esas burbujas de aire suelen surgir cuando mezclas agua con aire. Como cuando abres el grifo y aparecen burbujas alrededor del chorro de agua. Estas burbujas generalmente desaparecen en un abrir y cerrar de ojos, pero cuando agregas jabón, las burbujas crecen y se quedan por más tiempo. Esto se debe a los tensioactivos. El jabón para platos está hecho de estos tensioactivos. Esos productos químicos son los responsables de limpiar los platos. Los productos químicos surfactantes tienen dos lados; a uno de esos lados le gusta adherirse al agua. El otro lado es repelente al agua y se anida en la grasa de tus platos. De esa manera, la grasa se desprende de los platos y se pega al agua.

¡Más burbujas!

Pero ¿cómo estos tensioactivos provocan burbujas? Bueno, estos químicos agregan una pequeña capa protectora a tus burbujas, lo que las hace menos propensas a explotar. ¡Es por eso que el jabón para platos produce muchas burbujas! Pero ¿esto equivale a más limpieza? Según Wesley Browne, profesor de química molecular entrevistado por la revista Quest, la espuma en sí no sirve para nada. Lo único que indica más burbujas, es que hay más tensioactivos libres en el agua. Esto significa que no todos los productos químicos del jabón se han adherido a la grasa todavía. Entonces, tal vez por eso, cuando tienes muchos platos muy grasosos, ¡la espuma finalmente desaparece!

El veredicto

Espuma no es igual a limpieza. Eso puede ser difícil de escuchar para las personas que adoran la espuma. Pero más espuma tampoco viene mal. Así que, si te gusta lavar tus platos con mucha espuma, ¡hazlo! Es posible que tengas que comprar más jabón para platos que tus compañeros que prefieren fregar sin espuma, ¡pero al menos te divertirás mientras lavas los platos!

Lee también: Sorprendente: no enjuagues antes de apilar tu lavavajillas

Fuente: Quest | Imagen: Unsplash, Matthew Tkocz

Array