Por eso todos congelan sus limones

La segunda vida de la cáscara de limón congelada

Por favor, ¿cáscara de limón congelada? Los buenos consejos de la abuela … quién no los conoce. Uno podría pensar que algo de la sabiduría del tiempo de la abuela hoy podría resolver muchos problemas. Los consejos de las mamás y las abuelas son súper prácticos y útiles. ¿Sabías que debes congelar los limones mejor? ¡Lee sobre por qué esto es así!

Rallar:

Retira tus limones previamente lavados del congelador cuando estén completamente congelados. Ralla la cáscara de limón congelada con un rallador fino o grueso y espolvorea con ensaladas, pasta, sopas, pescado o carne. También se recomienda: ¡poner un poco de cáscara de limón congelada en un vaso de agua! Incluso puedes espolvorear tu helado con la cáscara rallada. Así que le das a todo un delicioso toque de frescura, por supuesto. La cáscara de limón congelada es mucho más intensa de lo normal.

Comer:

Ay, sí, los limones son bastante amargos y, por lo tanto, no son exactamente los primeros en lo que respecta a los aperitivos. Lo que ayuda: un limón congelado pierde un poco del sabor amargo. En general, sin embargo, se debe decir que los limones son extremadamente saludables. Los limones y las limas son ideales para desintoxicar el cuerpo. El equilibrio ácido-base se restaura. Los limones luchan contra las bacterias, contrarrestan los parásitos y los gusanos y regulan la presión arterial.

¡Lee en la página siguiente para obtener consejos más prácticos!

Página 1/2