Por eso deberías ponerte té verde en la cara

Y estos otros remedios también hacen maravillas en tu rostro

Espinillas: casi todos las hemos tenido. ¿Estás tratando frenéticamente de sacarlas? Entonces será mejor que pares. Las bacterias de tus manos no harán bien para las tercas espinillas de tu nariz. Con una serie de prácticos remedios, puedes darle a tu piel un mejor cuidado. ¿Sabías que ya tienes estos remedios en el armario de tu cocina?

1. Bicarbonato de sodio y agua

No lo esperarías, pero el bicarbonato de sodio es un remedio que neutraliza la piel. Funciona como un exfoliante, un remedio que elimina la suciedad, el aceite y las células muertas de la piel. Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio con dos cucharadas de agua y extiéndelo sobre la piel que tiene puntos negros. Luego enjuagua con agua tibia y lubrica tu rostro con una crema hidratante. Repite esto dos o tres veces a la semana. Créenos: es una cura milagrosa.

2. Azúcar morena, miel y jugo de limón

Los ingredientes anteriores combinados resultan en una piel excepcional. Simplemente mezcla una cucharada de azúcar morena, dos cucharadas de zumo de limón y una cucharada de miel. Luego extiende esto en tu cara con un movimiento circular. Nota: hazlo con cuidado, ya que el azúcar puede dañar tu piel. Luego enjuaga y lubrica tu rostro con una mascarilla nutritiva. ¡Apuesto a que tu cara se siente suave como la seda!

Lee más en la página siguiente.

Página 1/2