Consejos fáciles para evitar comprar los zapatos equivocados

wrong shoes

¡Con estos consejos, nunca comprarás zapatos que te queden pequeños o que te provoquen ampollas!

Comprar zapatos a veces puede parecer complicado. Es difícil encontrar zapatos que calcen bien. ¡Y a veces crees que has encontrado el calzado perfecto y resulta que te causa ampollas! Entonces, ¿cómo puedes comprar los zapatos adecuados para tus pies?

Tamaño del zapato

Una de las cosas más importantes a la hora de comprar zapatos es la talla. Pero ¿sabías que probablemente estás usando el número de zapato equivocado? La Dra. Cary Gannon, cirujana podiátrica y fundadora de Aila Cosmetics, le dijo a Well+Good que muchas de las personas que visitan su consultorio usan zapatos con la talla incorrecta. ¡El 90 % de las personas que ella ve usan zapatos que son demasiado pequeños! Y tú podrías estar haciendo lo mismo. Tendemos a quedarnos con la misma talla de zapatos, aunque nuestros pies crezcan como el resto de nuestro cuerpo. Gannon dijo: «A medida que envejecemos, nuestros pies aumentan de tamaño y forma, por lo que aumenta el tamaño de nuestros pies. Continuamente vamos y compramos el mismo tamaño, pero olvidamos que a medida que envejecemos, todo cambia en nuestro cuerpo».

¡Así que el primer paso es averiguar el tamaño de zapato adecuado para ti!

Comprando el calzado

El siguiente paso, una vez que hayas determinado si estás usando el tamaño correcto de zapatos, es salir y comprar un par de zapatos que te den apoyo y te queden bien. Y hay algunos trucos que te ayudarán a hacerlo. El Dr. Doug Tumen, autor de Ask the Foot Doctor: Real-Life Answers to Enjoy Happy, Healthy, Pain-Free Feet, dijo a Well+Good que la hora del día importa. Debido a que tus pies se hinchan durante el día, un zapato que podría haberte quedado perfectamente por la mañana, podría sentirse demasiado apretado por la noche. Por eso recomienda ir de compras por la tarde: «…si compras tarde en el día, es más probable que sea del tamaño real de tu pie».

Y cuando hayas encontrado un par de zapatos que te gusten, puedes aplicar algunos de los métodos que se mencionan a continuación para asegurarte de que es el par adecuado para ti. Trumen los llama la prueba de pellizco, esponja, acordeón y movimiento. La prueba del pellizco se ejecuta pellizcando el talón de tu zapato. Si se puede pellizcar, es probable que el zapato no brinde mucho apoyo. Con la prueba de la esponja, escurres tu zapato como una esponja. Y con la prueba del acordeón, doblas tu zapato por la mitad. Si tu zapato puede hacer cualquiera de estas cosas, no va a soportar muy bien tus pies. La última prueba es la prueba de meneo; si usa zapatos, querrás que los dedos de los pies puedan moverse.

¡Con estos consejos, definitivamente podrás encontrar un par de zapatos que te queden perfectos!

Lee también: Según los podólogos estos zapatos son lo peor para tus pies

Fuente: Well + Good | Imagen: Unsplash, Shlomi Platzman

Array