Así es como puedes cambiar tu funda nórdica en tiempo récord

Este divertido video te muestra cómo puedes cambiar fácilmente tu funda nórdica

Entrar en una cama recién hecha parece ser una experiencia universalmente adorada. Hay pocas cosas que pueden ganarle al olor fresco de las sábanas recién lavadas y la sensación de limpieza de las mismas. ¡Nos encanta! Siempre dormimos mucho más profundamente en una cama con sábanas limpias y frescas. Sin embargo, en realidad cambiar las sábanas puede ser un poco molesto… ¡Aquí explicamos cómo hacértelo más fácil!

¡El hombre de este video ha encontrado la solución definitiva!

Con qué frecuencia

Sin embargo, antes de entrar en eso, queremos tocar rápidamente el tema tan debatido de la frecuencia con la que se deben cambiar las sábanas. Lo mejor que puedes hacer es cambiar tus sábanas una vez por semana. Mientras duermes en tu acogedora y cálida cama, pierdes mucha humedad, que está llena de escamas de piel, suciedad y aceites. Por supuesto, todo esto se mete en tus sábanas. Y no se trata solo de eso: otras cosas también entran en las sábanas: excremento, orina y saliva. Asqueroso, ¿verdad? Es más que simplemente asqueroso; también puede afectar tu salud. Estas cosas pueden causar asma, estornudos y congestión. Aunque no se puede ver toda la suciedad, definitivamente está ahí. Cambia tus sábanas una vez a la semana y evitarás que la mayor parte de la suciedad entre en tus sábanas.

¡Ve a la página siguiente para leer sobre el práctico truco para cambiar tu funda nórdica!

Descargo: No hay garantía de resultados específicos y los resultados de cada persona pueden variar.

Página 1/2