Así es como mantienes vivas tus plantas durante el invierno

plant dead

¡Incluso si no eres un experto en plantas!

Algunas plantas, como las personas, odian el frío. Especialmente cuando se trata de plantas que provienen de climas más cálidos. Así que cada vez que hace frío, tus plantas pueden sufrir. Algunas incluso podrían morir. Y como entendemos que no quieres despedirte de tus plantas, te damos algunos consejos para ayudarlas a sobrevivir el invierno.

Luz

La mayoría de las plantas adoran la luz. Pero esto puede ser especialmente difícil en invierno cuando no hay mucha luz durante el día. Por eso debes asegurarte de que tus plantas reciban mucha luz. Hay maneras diferentes de conseguirlo. Podrías moverlas a un lugar diferente en tu casa. Un lugar donde puedan recibir más luz, pero donde no se enfríen. O podrías invertir en algo de iluminación artificial. Este tipo de luces les dan a tus plantas la sensación de estar disfrutando de la luz del sol. ¡Algo así como una camilla de bronceado para tus plantas!

Agua

Cuando subes la temperatura de tu casa, influye en la humedad de la habitación. Esto significa que tus plantas podrían secarse. Especialmente a tus plantas tropicales les encanta la humedad y pueden necesitar un poco más de humedad en su vida. La forma de hacerlo es rociando tus plantas con agua. Otra forma de mantener tus plantas húmedas es poniéndolas juntas. De esa manera la humedad permanecerá entre las hojas, manteniendo las plantas cálidas y húmedas.

En invierno debes regarlas menos. ¡Así que asegúrate de no pasarte con el agua! Si tienes que regarlas, intenta usar agua tibia en vez de fría. El agua fría realmente podría estropear las raíces de tus plantas y, en última instancia, provocar su muerte prematura.

Temperatura

A tus plantas no les gustan los cambios de temperatura que vienen con el invierno. Si bajas la calefacción cuando te acuestas y la vuelves a subir durante el día, tus plantas no estarán muy felices. Así que asegúrate de mantenerlas en una habitación que tenga una temperatura constante. Si hay una habitación de la casa que no deseas calentar (para ahorrar dinero en tu factura de gas), puedes mover las plantas de esa habitación a una habitación más estable, en cuanto a temperatura.

No las alimentes

Aunque podrías pensar que a tus plantas les vendría bien un cuidado extra en invierno, a tus amigas verdes no les gusta que les den fertilizante cuando hace frío. En invierno, tus plantas están inactivas. Eso significa que en realidad no están creciendo ni ahorrando energía para volver fuertes en primavera. Cuando fertilizas tus plantas en invierno, el fertilizante permanecerá en el suelo para dañar las raíces de tus plantas. Trasplantarlas es otra actividad que debes reservar para la primavera. Si mueves tus plantas de una maceta a otra, es demasiado estresante para ellas y podrían morir por eso.

Si tienes en cuenta estas cosas, ¡tus compañeras verdes sobrevivirán al invierno solo para volverse aún más fuertes en primavera!

Lee también: ¿Podar tu jardín en invierno? Así es como se hace

Fuente: RADAR | Imagen: Unsplash, Kendal

Array