¿Tu ropa a veces apesta después del lavado? Hay una solución simple, pero nadie parece saberla

Ropa apestosa, tú lo estás haciendo mal

La lavandería no es la actividad favorita de todos. Recoge la ropa, colócala, lávala, cuélgala, sécala, dóblala: trabajo bastante molesto. Pero afortunadamente, el resultado es satisfactorio: ropa hermosamente perfumada. Aunque lastimosamente no siempre sale oliendo tan rico como quisiéramos, es posible que no la dejemos secar adecuadamente antes de doblarla y por eso el olor a humedad de apropia de nuestras delicadas prendas. El olor a hongos además de ser asqueroso es nocivo para la salud y es tan terrible, que a veces nos acostumbramos a él y ya no sabemos que estamos apestando… aunque todos los demás si perciben nuestro desagradable olor.

En la página siguiente, ¡lee sobre cómo puedes evitar fácilmente el olor a moho en la ropa!