Esta solución de limpieza casera simple hace que el acero inoxidable brille como nunca antes

Devuélvele al acero inoxidable su brillo original

Las salpicaduras de grasa o las manos de los niños son solo dos cosas que pueden hacer que el acero inoxidable en la cocina o el baño quede cubierto de manchas. Eso no es lo que quieres, por supuesto, porque parece sucio y es mucho más bonito cuando brilla.

No queremos cocinar en ollas o sartenes llenos de manchas, podemos sentir que están sucios, aunque no lo estén. El paso del tiempo le roba al acero y a la plata el brillo del primer día que los compramos. Pero esto no quiere decir que sean imposibles de recuperar, al contrario, es una alerta para no dejar que se oscurezcan y después sea mucho más complicado eliminar las manchas.

El acero es un gran material para utensilios de cocina por ser muy resistente y no suelta sustancias toxicas que los demás materiales si sueltan y contaminan nuestros alimentos.

Solución de limpieza

Cuando limpias el acero inoxidable, a menudo parece que solo empeora y las manchas se extienden hasta que la estufa esté cubierta de grasa. Afortunadamente, hay una solución de limpieza súper fácil que hará que tu acero inoxidable se vea como nuevo. Puedes hacerlo tú mismo y solo necesitarás 3 ingredientes:

  • bicarbonato de sodio
  • jabón líquido
  • botella de glicerina (puede comprar esto en la farmacia o farmacia)

Instrucciones

Mezcla tres cuartos de una taza de bicarbonato de sodio con un cuarto de taza de jabón líquido y una cucharadita de glicerina. Mézclalos hasta que tengas una pasta suave. Toma un poco de la pasta, colócala en un paño y pule tus mesas de acero inoxidable u otras superficies y ollas y sartenes con ella. ¡Notarás que estarán súper limpios en poco tiempo! Sin embargo, ten cuidado con las superficies de aluminio o las superficies que se rayan fácilmente.

¿Quieres más tips de limpieza geniales? ¡Sigue leyendo!

Aceite de oliva

¿Tu estufa está cubierta de huellas dactilares y deseas limpiarlas rápidamente? ¡Puedes hacer esto con un poco de aceite de oliva! Pon un poco de aceite sobre una toalla de papel y frótala suavemente sobre las huellas dactilares.

A continuación, encontraras un video en el que te explicamos paso a paso como preparar la mezcla:

También podría interesarte: Usa una funda de almohada para una ducha radiantemente limpia. Te mostramos como.

¿Quieres guardar este artículo para más tarde? Pin it on Pinterest!

Fuente: Margriet | Imágenes Pixabay