Esta casita de un abuelo no es lo que parece: ¡échale un vistazo!

El cuarto de baño de esta pequeña casa es una obra maestra del diseño, que refleja a la perfección el estilo general de la vivienda. Los azulejos verde esmeralda reflejan el exuberante verdor de las plantas esparcidas por toda la casa, creando una sensación de continuidad y armonía. Los detalles de madera, como el espejo elegantemente enmarcado, añaden un toque de encanto rústico, mientras que el gran lavabo sobre encimera, de piedra blanca, ofrece un contraste moderno.

Junto al cuarto de baño, una zona sorprendentemente espaciosa sirve de armario inteligentemente diseñado. El aprovechamiento del espacio es excepcional, con estanterías abiertas y cestas adicionales para guardar objetos pequeños, como calcetines y accesorios. Esta inteligente disposición no sólo maximiza el almacenamiento, sino que también mantiene todo organizado y al alcance de la mano, mostrando el compromiso de la casa con el estilo y la funcionalidad.

Array