Hazlo tú misma – los más deliciosos jabones para tu casa o para regalos

Haz tus propios jabones, fáciles y baratos

¿Cuántas veces quisiéramos ahorrarnos un dinero comprando regalos? Te enseñamos como hacer lo más deliciosos y profesionales jabones para ti misma o para que regales a los que más quieres en fecha especiales.

1. Jabón de avena y miel

Necesitarás:

  • 2 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas más 1 cucharadita de avena rápida
  • 1/2 libra de jabón de leche de cabra (esto se mide usando 1/4 del recipiente)
  • jabón de suspensión de leche de cabra (pueden pedirlo por internet en su país con el nombre de base para jabón de glicerina)
  • colorantes de jabón
  • taza de medir
  • cuchillo
  • cuchara de plástico

Cómo hacerlos:

  1. Usa un molinillo de café o especias para moler las dos cucharadas de harina de avena. Se convertirá en un polvo fino.
  2. En la taza de medir, corta la base de jabón en cubos, usando un cuchillo. El jabón se corta fácilmente, como la mantequilla fría. Será solo un poco más que una taza.
  3. Mételo en el microondas por 30 segundos, y revuelve, vuélvelo a meter hasta que sea liquido sin quemarse. El calentamiento excesivo hará que el jabón salte, así que ten cuidado con esto.
  4. Revuelve bien con la cuchara de plástico y asegúrate de que todos los grumos de jabón se derritan.
  5. Retira del microondas y agrega los ingredientes, la avena molida y la miel.
  6. Revuelve bien la mezcla. Si compraste colorantes, agrega 6 gotas de amarillo y 2 gotas de rojo para obtener un color amarillo pálido profundo. Burbujeará un poco, pero no me importa.
  7. En el molde, espolvorea la cucharadita de copos de avena entera alrededor de dos moldes de cupcakes cuadrados (deben ser de silicona). Cada taza de jabón derretido producirá dos barras de jabón o dependiendo del tamaño de tu molde de silicona.
  8. Vierte la mezcla en los moldes. No muevas el molde de jabón una vez que hayas vertido el jabón. Si es necesario, coloca los moldes en una bandeja antes de comenzar, para poder moverlos más adelante.
  9. Deja que el jabón se asiente durante al menos 20 minutos. Luego coloca en un lugar fresco para secar (realmente enfriar) durante varias horas.
  10. Si quieres estar segurísima de que haya secado por completo déjalo por dos días y tendrás el jabón más delicioso, hidratante y natural.

Tip: si quieres darle olor, pone 3 góticas de tu aceite esencial preferido.

>> sigue leyendo en la próxima página para encontrar otra maravillosa receta de jabones

Página 1/2